Menú

La Iglesia del Salvador

La iglesia del Salvador es, después de la Catedral, la segunda más grande de Sevilla. Esá levantada sobre los restos de la mezquita de Ibn Addabas, que fue la mezquita mayor de la Sevilla, entonces llamada Isbilya, y aún se conserva una parte de su patio de oración y la base de su torre alminar.

Iglesia del Salvador con su siempre animádisima plaza
En cuanto entras ya sabes que vas a estar bastante tiempo porque, al margen del aspecto religioso, que cada uno pueda tener más o menos, hay una colección de obras que te encantarán. Entrando a la derecha tienes el retablo de Santas Justa y Rufina, patronas de la ciudad.
Las Santas patronas

 Tallado por Juan de Dios Moreno en 1728.  Hay tallados cacharros de cerámica como homenaje al oficio de las mártires, que eran alfareras. Las dos imágenes proviene de la iglesia del Hospital de las Cinco Llagas. Están talladas entre 1580 y 1590. En la parte inferior, una cabeza de Cirineo, atribuída a Juan de Mesa.
Las tropas de Fernando III El Santo conquistaron la ciudad en 1248 y, a pesar de permitir al principio que se hiciera uso musulmás, se convierte en parroquia del Salvador en 1340. En 1671, su deterioro obliga a derribar la antigua mezquita y a construir la iglesia con los medios de la época.

Retablo de San Fernando y del Cristo de la Humildad y Paciencia

La imagen del Patrón de Sevilla se talló en 1699 y el retablo en 1760. A los lados San Luis, Rey de Francia y San Hermenegildo. arriba San Diego de Alcalá y San Juan Bautista, rematado por el escudo de la monarquía española.

 A su lado el retablo del Cristo de la Humildad y la Paciencia, tallado en 1732, la imagen de 1696. A los lados el Arcángel Rafael y San Cayetano, arriba, San Pedro, San Pablo y en el centro una Inmaculada.
Preciosa vista de la Iglesia
 Iglesia de estilo barroco, planta rectangular, tres naves iguales en altura y varias pequeñas capillas, con columnas corintias. La cruz latina se cierra con bóveda de cañón.
Retablo Mayor
El retablo mayor de Arte Barroco, de 1770, cubierto con una bóveda pintada el fresco.A los lados dos púlpitos valiosos y gemelos de mármol del siglo XVIII.
 



También es destacable el retablo de Santa Ana, enseñando a la Virgen. El retablo es de autor desconocido, finales del siglo XVII, Las imágenes se atribuyen a José Montes de Oca.
Retablo de Santa Ana enseñando a la Virgen
 Encima de la figura principal, la Virgen del Carmen, flanqueada por San Isidoro y San Leandro, justo a los lados San Joaquin y San Antonio.

Retablo de la Virgen del Rocío
Sacristía baja
En la sacristía Baja se puede ver un cuadro de autor desconocido de San Millán en la batalla de Clavijo.


Órgano de la Iglesia de El Salvador
Retablo de La Borriquita
El retablo de la Borriquita, de 1733, representa a Jesús en su entrada a Jerusalén, que abre la Semana Santa sevillana y que se convierte en una fiesta para los niños, de obligada visita el Domingo de Ramos en su salida, donde se agolpan los sevillanos, ante una imagen que tiene una especial veneración en Sevilla.
Imagen del siglo XVIII, anónima.
Retablo del Cristo del Amor

La imagen es de Juan de Mesa, de 1618, es la imagen de de culto de la Hermandad del Amor, que también procesiona desde esta iglesia.

Desde esta Iglesia procesionan la Hermandad del Amor y la Hermandad de Pasión que está fusionada con La Borriquita.


 Bueno, en esta primera entrega, os he mostrado, espero que con acierto, el interior de la Iglesia de El Salvador, dejando para otra entrada, otras partes importantes del conjunto, como las criptas, el patio de abluciones, etc... Pero para ir abriendo boca creo que está bastante bien para animaros a que vayáis, además para los nacidos o residentes en Sevilla o su provincia la entrada es gratis y es conjunta con una visita a la Catedral.


Entradas relacionadas, Visitas imprescindibles de Sevilla








Almodóvar del Río




 
Mucho antes de entrar en Almodóvar del Río ya puedes observar su seña de identidad, su castillo, aunque permitidme que le dedique una entrada aparte sólo a su castillo.

Almodóvar es una localidad cordobesa, situada a unos 21 kmts de la capital, tiene unos 8.000 habitantes y puede visitarse en un día.En realidad, se podría decir, que el único monumento para visitar por dentro es el Castillo, pero merece la pena pasear por el pueblo y descubrir lo que tiene que mostrarnos.
Hay una ruta que puedes encontrar en la oficina de Turismo y en unas tres horas has visto lo que te recomiendan. Nosotros llegamos al anochecer, así que fuimos directos a la casa rural que teníamos 
 contratada.

Entrada a la casa rural
Es una casa rural con seis habitaciones, aunque con proyectos de ampliación, que era una antigua casa palaciega, está reformada, conservando la mayor parte de materiales que tenían en su origen, que hace que no haya perdido nada de su encanto, a esto se une que ahora es propiedad de un simpatiquísimo matrimonio, Angel y Pepa, que te harán la estancia muy cómoda y agradable. Tienen también desayuno buffet, así que está muy completa.

Entrada a la habitación



Las habitaciones son amplias, y las camas grandes, así que lo recomiendo. podeis encontrar la información en www.fuentepiedracasarural.es   Además está situada en la plaza principal, junto al Ayuntamiento. 

Esta es la Plaza del Ayuntamiento vista desde la terraza


También tiene una terraza, donde podeis sentaros y contemplar el castillo, que se ve desde allí perfectamente. También tiene una pequeña biblioteca para sentaros a leer tranquilamente. En fin que tiene todos los ingredientes para alojarse en Almodóvar.

El pueblo en sí lo vimos por la mañana, esperando la hora de entrada al castillo, así que hicimos el recorrido del mapa que nos dieron en la casa rural. El recorrido, como os comenté, es basicamente exterior.

Casa señorial, actual Ateneo
Leyenda de la Encantá
Hace casi mil años, vivían en el Alcázar de Córdoba el príncipe Fath Almamum y su esposa Zaida. Cuando comienza la guerra con los almorávides, el príncipe manda a su esposa y a toda su familia al castillo de Almodovar. El prícipe muere en la guerra, defendiendo el Álcazar y los almorávides llegan al castillo y encierran a Zaida en las mazmorras, y ésta muere de pena por la muerte de su amado, por eso cada 28 de marzo, la leyenda dice que la princesa vaga por el castillo buscando a su querido esposo. Esta es, a grandes rasgos, la leyenda de la Encantá.

Iglesia de la Inmaculada Concepción

Del siglo XIV y reformada en 1627 cuando se le añade una puerta barroca. En 1991 sufrió un incendio que destruyó el retablo barroco, del que sólo se conservan la talla de San José y de la Virgen del Rosario, las más antiguas del templo.
Fuente de la Plaza de Juan Merinás

Historia de la fuente
Puerta particular

Ermita de Nuestra Señora del Rosario

Se supone que es del último tercio del siglo XIV,  por su advocación a San Sebastian, protector de enfermedades y epidemis, y su ubicación extramuros. Sirvió de iglesia del pueblos hasta mediados del siglo XVII, cuando se reformó la actual iglesia. Fue utilizada como escuela a principios del silgo XX, como cárcel en la guerra civil y almacén de cereales después. Hoy en dia comparte advocación con Ntra Sra del Rosario, patrona de la localidad, y que permanece en su interior.

Monumento a su gastronomía.
Mirador del Ribazo, con el monumento al aceite carbulense.

En escritos del geógrafo romano Plinio, se encuentra la ciudad, que se llamaba Carbula, esta ciudad era un Oppidum ( poblado fortificado), era un pueblo agrario, donde el cultivo de olivos para aceite era muy importante. Se pueden apreciar los dos mosaicos del monumento, en uno la recolecta y en otro el molido de la aceituna para sacar el aceite.
Tras la conquista por parte de los musulmanes, allá por el 740,  allí se construyó una fortaleza, estos, porque no les gustaba el nombre o por lo que fuera, le pusieron Al-Mudawwar al-Anda, que significa "el redondo" en referencia al cerro donde se ubicó.
Como veis el castillo se ve desde cualquier agujero.


Bueno supongo que, cuando vayáis, le sacaréis otro jugo a la visita, yo creo que le hemos sacado bastante, así que aquí me quedo, y la siguiente entrada será del Castillo de Almodóvar, que merece entrada aparte, pero eso ya es otra historia.........







El castillo de Almodovar



El castillo de Almodóvar fue construido en el año 760 y tiene origen berebere, y en un principio no tenía torres defensivas, que se fueron construyendo a lo largo de los siglos. La posición estratégica que ocupa hizo que no fuera necesario la construcción de fosos.



Os aconsejo que compreis la entrada con visita guiada, ya que es mucho más amena y cultural, ya que el mismísimo mayordomo del rey Pedro I, Men Rodrigo de Sanabria, os acompañará explicando cada rincón del castillo. Eso sí es una visita teatralizada, quiere decir que en algún momento os puede tocar hacer de algún personaje, a mí, por ejemplo, me tocó hacer de rey Almutamid. Pero en fin, es bastante entretenido.
Entrada al castillo, debajo de esta torre claro.


En este pasillo comienza la aventura


La torre del Maestre tiene 27 metros y en su interior se encuentra el estudio del Conde de Torralva. Está representado tal como lo tenía el conde, y todos los objetos son originales.
El rey moro Abed Mohammed muere a las puertas del castillo en 1226, y en ese año el castillo cae en manos cristianas, y es entregado a Fernando III "El Santo". Después de eso sufre varias reformas, por ejemplo, durante el reinado de Pedro I "El Cruel" o "El Justiciero". Durante su reinado se instaló en el castillo y la fortaleza vive épocas de gran esplendor.
También lo utilizó como mazmorra y para guardar sus tesoros, hasta que muere a manos de su hermano bastardo Enrique de Trastamara, que se convirtió en Enrique II, después de la famosa frase "No quito ni pongo rey, sólo ayudo a mi señor"
Las cárceles de antes eran un poquito más duras que ahora
 

En el Hall de los leones se encuentra un busto de Gonzalo Fernández de Córdoba, como véis está en alto, para dar sensación de poder del que recibe al recibido, que generalmente iba a pedir algo. Gonzalo Fernández de Córdoba fue importante ya que, siendo Alcaide del Castillo, consiguió que pasara a manos privadas, de las que ya no ha salido.


Torre del homenaje





En esta torre se producía el juramento del Homenaje, el vasallo juraba fidelidad y el señor le juraba protección, de ahí el nombre de Torre del Homenaje.


La cúpula es de la capilla que el conde de Torralva construyó para no tener que ir tres veces al día, en burro, hasta el pueblo, para asistir a misa. Incluso el burro llegó a quejarse.

Recreación del despacho del Conde de Torralva, tal como quedó tras su muerte.



 En 1936 estalla la Guerra Civil y cuando llegan los republicanos, recién terminada la reforma, como forma de protesta por el castillo real, graban ese mensaje en el cemento, y el propietario actual decide dejarlo como parte de la historia del castillo.
Ahí tenemos al mismisimo Men Rodrigo de Sanabria
Ahora, voy a contar un poco quien fue el XII Conde de Torralva, Rafael Desmaissieres y Farina. Cuando llega al castillo, éste estaba totalmente en ruinas, así que se pone manos a la obra y dedica toda su fortuna y su tiempo en reformarlo. Se llevó a cabo la restauración entre 1902 y 1936, y lo convierte en uno de los mejores conservados de Andalucia y de los más bonitos de España. Construyó nuevas zonas como la capilla

Capilla


También construye el Palacio Neogótico, que convierte en su residencia y el salón de la biblioteca.

Palacio Neogótico
 El conde muere cuatro años del fin de la restauración, con lo que no pudo ver cumplido su sueño.

El actual propietario es Fernando de Solis Tello, marqués de la Motilla e hijo de Carmen Tello, actual esposa de Curro Romero. 
 La entrada con visita guiada cuesta 12 euros, pero creo que merece la pena.

Bueno, creo que más o menos os he dado una idea de lo que encontraréis cuando visitéis el castillo. Espero que os haya gustado.