Menú

La Iglesia del Salvador

La iglesia del Salvador es, después de la Catedral, la segunda más grande de Sevilla. Esá levantada sobre los restos de la mezquita de Ibn Addabas, que fue la mezquita mayor de la Sevilla, entonces llamada Isbilya, y aún se conserva una parte de su patio de oración y la base de su torre alminar.

Iglesia del Salvador con su siempre animádisima plaza
En cuanto entras ya sabes que vas a estar bastante tiempo porque, al margen del aspecto religioso, que cada uno pueda tener más o menos, hay una colección de obras que te encantarán. Entrando a la derecha tienes el retablo de Santas Justa y Rufina, patronas de la ciudad.
Las Santas patronas

 Tallado por Juan de Dios Moreno en 1728.  Hay tallados cacharros de cerámica como homenaje al oficio de las mártires, que eran alfareras. Las dos imágenes proviene de la iglesia del Hospital de las Cinco Llagas. Están talladas entre 1580 y 1590. En la parte inferior, una cabeza de Cirineo, atribuída a Juan de Mesa.
Las tropas de Fernando III El Santo conquistaron la ciudad en 1248 y, a pesar de permitir al principio que se hiciera uso musulmás, se convierte en parroquia del Salvador en 1340. En 1671, su deterioro obliga a derribar la antigua mezquita y a construir la iglesia con los medios de la época.

Retablo de San Fernando y del Cristo de la Humildad y Paciencia

La imagen del Patrón de Sevilla se talló en 1699 y el retablo en 1760. A los lados San Luis, Rey de Francia y San Hermenegildo. arriba San Diego de Alcalá y San Juan Bautista, rematado por el escudo de la monarquía española.

 A su lado el retablo del Cristo de la Humildad y la Paciencia, tallado en 1732, la imagen de 1696. A los lados el Arcángel Rafael y San Cayetano, arriba, San Pedro, San Pablo y en el centro una Inmaculada.
Preciosa vista de la Iglesia
 Iglesia de estilo barroco, planta rectangular, tres naves iguales en altura y varias pequeñas capillas, con columnas corintias. La cruz latina se cierra con bóveda de cañón.
Retablo Mayor
El retablo mayor de Arte Barroco, de 1770, cubierto con una bóveda pintada el fresco.A los lados dos púlpitos valiosos y gemelos de mármol del siglo XVIII.
 



También es destacable el retablo de Santa Ana, enseñando a la Virgen. El retablo es de autor desconocido, finales del siglo XVII, Las imágenes se atribuyen a José Montes de Oca.
Retablo de Santa Ana enseñando a la Virgen
 Encima de la figura principal, la Virgen del Carmen, flanqueada por San Isidoro y San Leandro, justo a los lados San Joaquin y San Antonio.

Retablo de la Virgen del Rocío
Sacristía baja
En la sacristía Baja se puede ver un cuadro de autor desconocido de San Millán en la batalla de Clavijo.


Órgano de la Iglesia de El Salvador
Retablo de La Borriquita
El retablo de la Borriquita, de 1733, representa a Jesús en su entrada a Jerusalén, que abre la Semana Santa sevillana y que se convierte en una fiesta para los niños, de obligada visita el Domingo de Ramos en su salida, donde se agolpan los sevillanos, ante una imagen que tiene una especial veneración en Sevilla.
Imagen del siglo XVIII, anónima.
Retablo del Cristo del Amor

La imagen es de Juan de Mesa, de 1618, es la imagen de de culto de la Hermandad del Amor, que también procesiona desde esta iglesia.

Desde esta Iglesia procesionan la Hermandad del Amor y la Hermandad de Pasión que está fusionada con La Borriquita.


 Bueno, en esta primera entrega, os he mostrado, espero que con acierto, el interior de la Iglesia de El Salvador, dejando para otra entrada, otras partes importantes del conjunto, como las criptas, el patio de abluciones, etc... Pero para ir abriendo boca creo que está bastante bien para animaros a que vayáis, además para los nacidos o residentes en Sevilla o su provincia la entrada es gratis y es conjunta con una visita a la Catedral.


Entradas relacionadas, Visitas imprescindibles de Sevilla