Menú

Plaza de España


 La Plaza de España es un conjunto arquitectónico único en España. Sus dimensiones y características hacen de él que, practicamente cada rincón, sea digna de ser admirada. Fue el edificio insignia de la Exposición Iberoamericana que se celebró en Sevilla en 1929. Sí, no me he equivocado en los dos últimos números, en 1929 se celebró en Sevilla una Exposición en la que intervinieron varios paises sudamericanos, Cuba, EEUU, Portugal, Marruecos, en fin, me extenderé más cuando haga la entrada de la Exposición.
Torre Sur y uno de los puentes que representan los reinos
Están representadas con azulejos todas la provincias españolas y en su arcos están los españoles más ilustres. Consta de cuatro puentes que representan a los antiguos reinos de España.


El arquitecto de tan magna obra fue Anibal González, la obras comenzaron en 1914 y, en algunos momentos, llegaron a trabajar en ella mil hombres. La primera piedra la puso el Rey Alfonso III, y fue la construcción más costosa de la Exposición.
Torre Norte y una muestra de las farolas de azulejos
El trabajo de los azulejos fue hecho en Sevilla, por los distintos talleres que existían en la época.
La plaza tiene forma semielíptica y consta de 170 metros de diámetro, tiene 50.000 metros cuadrados. El canal recorre 515 metros y es atravesado por cuatro puentes que simbolizan los cuatros reinos de España. Las torres, norte y sur, miden 74 metros, lo que fué objeto de polémica en su tiempo por la idea de que le hacían la competencia a la Giralda.

Edificio Central


En 1926 dimitió Anibal González, molesto por los recortes económicos y acabó la obra Vicente Traver, que añade la fuente central.
La foema semielíptica simboliza el abrazo a España a sus antiguos territorios americanos y su mirada al Guadalquivir como camino hacia América.

Fuente central de Vicente Traver




 Rodeando la plaza se encuentran 48 bancos, donde está representadas 46 provincias españolas y dos más que pretenecen a Canarias y Baleares, sólo falta el banco de Sevilla, pero la ciudad está representada en cuatro azulejos que la presentan en todas sus facetas de romana, agrícola, Sevilla en Fiestas, etc.. Los bancos tiene a los lados dos anaqueles, porque en principio se pensó en que la Plaza fuera parte de la Universidad, aunque después fue destinada a edificios oficiales como la Delegación del Gobierno o la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

La entrada al edificio Central.
Sevilla en fiestas


 Este tríptico representa "Sevilla en Fiestas" en el centro una escena del camino al Rocío, a la derecha el arco de Mañara y a la izquierda la Torre de Don Fadrique.



La plaza tiene multitud de elementos relacionados con nuestra historia, como 24 aguilas imperiales con el escudo de Carlos I.

48 medallones con el busto de españoles ilustres sobre cada arco de las 48 provincias.
Busto de Carlos V
Cuatro heraldos de tres metros de altura, que representa a los antiguos reinos. Los cuatro están flanqueando las torres del edificio central.


Cuatro heraldos, cuatro reinos
Una obra espectacular
La imagen de Santa Catalina en lo alto del edificio central
Por expreso deseo de Anibal González se colocó la imagen de Santa Catalina en lo alto del edificio central, como homenaje a su madre.
Precioso azulejo del escudo de España
Azulejo conmemorativo de la Exposición
Sevilla ganadera
 El azulejo de arriba, representa la "Sevilla ganadera", es decir, el orígen ganadero de la Feria de Sevilla.
 El orden alfabético se rompió en el banco de Navarra y tiene une explicación. Durante la Exposición había un azulejo, en el banco de Navarra, titulado la muerte de Garcia IV, que se retiró por su violencia, siendo sustituido por la obra Reparto del Reino de Navarra, en la que el rey aparece con sus hijos. Así que la obra cambió el nombre de Navarra, por el de Pamplona, eso estropeó el orden alfabético.
Sevilla agrícola
   La siguiente representación de Sevilla se trata del conjunto de azulejos de arriba, se trata de la "Sevilla agrícola", en el centro una representación del cuadro La fábrica de Tabacos de Gonzalo de Bilbao, A la izquierda las columnas de Hércules y, a la derecha, la Giralda.
Sevilla Monumental representa azulejos con una corrida de Toros
La torre norte y el estanque de las barcas
El gran arquitecto y director de la magna obra, Anibal González
En 2010 Manuel Nieto, Guillermo Plaza y Manuel Osuna, dos escultores y un arquitecto, vieron aprobado su proyecto de hacerle un merecido monumento al director y arquitecto de la maravillosa obra, Anibal González, colocada en la entrada y admirando su obra.
Sevilla monumental

Considerada la fiesta española por antonomasia, aunque a algunos nos guste más o menos, sobre todo en aquel tiempo, aquí otro conjunto de azulejos, representando una escena de toros, en el rincón de la "Sevilla Monumental".

Sevilla romana

Representando a la Sevilla romana, no podía faltar otra de nuestras grandes tradiciones, la Semana Santa, con una imagen del Cristo del Cachorro. enmarcados por los angelitos se encuentran, a la izquierda las murallas de la Macarena y, a la derecha, los caños de Carmona.


Anibal González presidiendo la Plaza.
Bancos representando a las provincias.
Los bancos son 48, en vez de 50, porque cuando se construyó la Plaza, todavía Canarias era sólo una provincia, no fue hasta 1927 en que se dividió en Canarias y Tenerife. Y Sevilla no tiene banco, aunque está representada como podéis ver arriba.

Artesonado del techo en el pasillo interior de la Plaza
Los azulejos de la cupula de las torres son los originales

Anaquel, destinado en principio a colocar libros


Desde cualquier perspectiva quedarás maravillado por esta obra maestra de la arquitectura, que es uno de los monumentos más visitados del mundo.


Otro detalle de la grandiosidad de la obra




Espero os haya gustado este paseo por la Plaza de España, y que os anime a visitarla. Merece la pena.
Entradas relacionadas, Visitas imprescindibles de Sevilla