Menú

Córdoba



Guía para conocer Córdoba en dos días.


Córdoba o Qurtuba, como la llamaban los árabes, es la tercera ciudad más grande y poblada de Andalucía tras Sevilla y Málaga, con algo más de 300.000 habitantes, y es una ciudad para ser visitada más de una vez y en diferentes épocas del año.



Guía para conocer Córdoba de dos días

1.  Primer día en Córdoba 

2. Segundo día en Córdoba

3. La Mezquita
Córdoba es conocida, sobre todo, por la Mezquita y, que duda cabe es, en mi opinión, una de las maravillas del mundo. De ella os hablaré más adelante, en otra entrada. Pero Córdoba es más que la mezquita. Son también sus calles, que van cambiando en función de la época del año. Si queréis conocer un poco la historia y hacer un recorrido panorámico por los sitios emblemáticos de la ciudad, antes de meteros en faena, nosotros hicimos un freetour con Paseando por Europa Córdoba, te cobran la voluntad y te enseñan la historia de Córdoba de forma amena, al menos nuestro guía, Alberto, así lo hizo.
 
 

 Córdoba está plagada, como no podía ser de otra forma, de homenajes y recuerdos a su pasado árabe, no en vano fue capital del Califato de Córdoba, que gobernó durante un tiempo la Península Ibérica, y anteriormente había sido capital de la Hispania Ulterior (osea, capital de la Roma que estaba fuera de Italia), por lo que también guarda recuerdos de su etapa romana.
Averroes
 Uno de sus personajes más célebre fue Averroes, médico y filósofo. Su estatua se encuentra junto a la muralla del Alcázar de los Reyes Cristianos.


Maimónides
 También tiene su estatua otro personaje importante, Máimónides, médico, rabino y teólogo.




Córdoba también rinde homenaje a su tradiciones y una de ellas, muy rica, es el salmorejo, en esta calleja podéis encontrar su receta y un lugar para probarla.



 Como os decía, el alma de Córdoba está en sus calles. 

Otro punto que hay que visitar es la Plaza del Potro, lugar que, en la época del Siglo de Oro, era lugar de encuentro de pícaros y maleantes.

Plaza del Potro, en la que se representa un caballo con el escudo de la ciudad.

Posada del Potro.
En la Plaza del Potro se encuentra la Posada del mismo nombre, mencionada por Cervantes en El Quijote. La primera referencia es del siglo XIV y es la única que se conserva en su forma original.

Templo romano.

Columnas del Templo

 Junto al Ayuntamiento se puede ver una de las más claras representaciones del pasado romano de Córdoba, parte de un templo romano, que formaba parte de una gran construcción en la zona.
Plaza de la Corredera
 Otro lugar de obligada visita es la Plaza de la Corredera, llamada así porque se celebraban corridas de toros en su origen. Es la única Plaza mayor cuadrangular de Andalucía y muy concurrida ya que tiene una mercado y multitud de bares, que lo hacen un lugar de ocio muy frecuentado tanto por turistas como por cordobeses.

Una plaza que conocen también todos los cordobeses es la Plaza de las Tendillas, centro comercial de Córdoba y donde conectan todas las calles comerciales de la ciudad. Ahí podemos encontrar una estatua ecuestre como homenaje a Gonzalo Fernández de Córdoba, El Gran Capitán. El nombre de la plaza proviene de que en el siglo XIV se encontraba allí la orden de Calatrava, así que por ser un lugar donde había tiendas, se convirtió en las Tendillas de Calatrava y después Las Tendillas.

El Gran Capitán en la Plaza de las Tendillas.
 
Por supuesto Córdoba son también sus balcones.
Y sus bares.......

Sin olvidarse de sus iglesias.

Hay que comer también, que mejor que empezar con el famoso flamenquín

Después del tentempié, seguimos paseando y vamos a la calle Pedro Jiménez, conocida también como Callejón del Pañuelo, porque su estrechez permitiría que un pañuelo de hombre cogio por los pico tocaran en las paredes. Ni que decir tiene que es la calle más estrecha de Córdoba.

Callejón del pañuelo
 El callejón del pañuelo da paso a una plaza sin salida, que es también la más pequeña de Córdoba, la Plaza de los chorros del oro.


 Calles floridas por doquier, y eso que estamos todavía en invierno.



Frente al Ayuntamiento está la iglesia de San Pablo, regentada por los Padres Claretianos.

Portada barroca de San Pablo

Entrada al templo

Nave y altar mayor


El cristo de las ánimas, en portada gótico mudejar y la Virgen de las Angustias.

Esta iglesia forma parte de las iglesias fernandinas, construidas por orden de Fernando III el Santo, tras la reconquista de la ciudad en 1236.

La última etapa de esta entrada es el Cristo de los Faroles. 

Plaza de los Capuchinos

el Cristo de los Faroles
 El Cristo del Desagravio y Misericordia, está rodeado por ocho faroles, lo que ha hecho que sea más conocido por el Cristo de los Faroles.

Bueno pues espero que la primera piedra de toque de Córdoba os haya gustado, en próximas entradas os hablaré de la Mezquita, el Álcazar, donde comer y donde dormir, pero eso ya es otra historia.....


Horarios y precios (pinchar sobre la imagen)




Podéis descargaros los horarios y otras informaciones desde http://www.turismodecordoba.org/