Menú

Alojamiento

Nuestro primer alojamiento en la ruta fue en Les Cammazes, aunque nuestra agencia de viajes exclusiva, y compañera de aventuras, Inma, ya nos tiene acostumbrados a sitios espectaculares, siempre nos sorprende. Esta vez era una villa, en el corazón de la Montaña Negra, es una aldea de unos 250 habitantes, y en una especie de urbanización junto al pueblo, estábamos alojados en una casa de dos plantas, cuya parte trasera era un bosque con riachuelo, así que allí íbamos a estar unos días para disfrutar del paisaje.


Ya os he comentado que solemos alquilar casas o pisos ya que, aparte de salir más económicos, para cuatro personas, que un hotel, te da más independencia, a la hora de desayunar, por ejemplo, pues tienes tus cosas preparadas y ya sales temprano sin tener que buscar donde desayunar, igual nos pasa a la hora de cenar, llegas tarde, cansado de estar todo el día por esos mundos de Dios, así que ducha, ropa cómoda y cena con velitas en tu casa, probando los productos del país en casa y más cómodos.
En fin, es nuestra opción, aunque en los viajes, hay tantas opciones como viajeros.








Esto es un bosque y un lago que teníamos cerca de la casa, donde podías bañarte, coger un Kayak o sentarte a ver los patos. 

En otra zona del viaje cambiamos de alojamiento y, una vez más nuestra organizadora, Inma, nos sorprendió, era una casa en medio de un bosque, cosa que no es rara en aquella zona, porque está llena de bosques. El sitio es una maravilla
Ahí tenéis por si os interesa
Por esa carretera se llega a la casa

En la parte de arriba vivían los dueños, pero somos cuatro así que nos sobra con la de abajo, a la izquierda hay una piscina
Después de un largo día de visitas, hay que repostar. Por eso me gustan más las casas que los hoteles.


La habitación, muy espaciosa
Como veréis los alojamientos son espectaculares y podéis disfrutar de la campiña francesa cuando decidáis descansar, que hay tiempo para todo.