Menú

Pontevedra

      Salimos de Vigo por la mañana, camino de nuestro nuevo destino, Combarro, pero aprovechando que nos cogia de paso paramos en una ciudad que nos gustó mucho y que se puede visitar en poco tiempo, concretamente en unas dos horas y media, que es lo que tarda una amable señorita de la oficina de Informacion que hay junto a las ruinas de Santo Domingo, al lado de la Plaza de España y puedes dejar el coche en un parking subterraneo que hay en la misma plaza. Empezamos nuestra visita por lo más famoso de la ciudad la capilla de la Peregrina, un edificio en forma de Vieira, en la parte superior de puede ver a Santiago, San Roque y la Peregrina, vestidos de peregrinos, para proteger a los que hacian la ruta portuguesa de Santiago.

      Ruinas del Convento de Santo Domingo, junto al kiosco de      informacion de donde salen las visitas.



La Capilla de la Peregrina, en la parte de arriba se observan los tres santos vestidos de peregrinos.

En la Plaza de la Peregrina, a principios de siglos, habia un boticario, Don Perfecto, que poseia un loro, el loro Ravachol, que se hizo muy popular entre los vecinos de la ciudad, ya que, al parecer, era tan listo que incluso participaba en las tertulias o conminaba a pagar a los morosos. Tan popular era que cuando murió toda la ciudad fue a dar el pesame al boticario y, desde entonces, en carnaval se celebra el entierro del loro Ravachol.


 He ahí el famoso loro.

Después de ver la Peregrina y el loro, dando un agradable paseo por la ciudad y con los comentarios de la simpatica pontevedresa que nos acompañaba llegamos al convento de San Francisco, en la Plaza de la Ferrería.

 
 Arriba podeis ver la fachada de la basilica de Santa Maria.       También es Pontevedra lugar de anécdotas y curiosidades que, como el San Jerónimo con gafas que se aprecia en la fachada de la basílica de Santa María la Mayor, que, dicen, fue edificada gracias a las sardinas, porque el gremio de pescadores pagó la construcción, y el ritmo de las obras oscilaba con las capturas y los precios de mercado



 El San Jerónimo con gafas

Tambien en esta basilica podemos ver una imagen de la Virgen embarazada.
Unas muestras de la arquitectura del casco histórico de Pontevedra.



Monumento a los heroes de Montesampaio, de la Guerra de la Independencia.


Bueno, pues despues de este paseo por Pontevedra, tomamos una cerveza, sin alcohol, y seguimos nuestro camino hacia Combarro, donde teniamos el hotel reservado, pero........eso es otra historia.





De planta casi redonda en forma de concha de vieira - See more at: http://www.visit-pontevedra.com/esp/8/8/descubre+pontevedra-monumentos+museos+parques+rutas+y+alrededores.html#divDatosRecurso
Sí tiene la fortuna de visitar Pontevedra durante el Carnaval, podrá deleitarse en la plaza de la Peregrina con la contemplación de la antigua botica de D. Perfecto Feijoo, boticario y figura ilustre de la villa.
El loro Ravachol, propiedad del boticario, moría el lunes de Carnaval de 1913 y se organizó un cortejo fúnebre por la ciudad hasta ser enterrado en una finca del boticario en las afueras. Desde entonces y en la honra del singular pájaro, Pontevedra celebra cada año el velatorio y entierro del Ravachol. - See more at: http://www.visit-pontevedra.com/esp/8/8/descubre+pontevedra-monumentos+museos+parques+rutas+y+alrededores.html#divDatosRecurso
Sí tiene la fortuna de visitar Pontevedra durante el Carnaval, podrá deleitarse en la plaza de la Peregrina con la contemplación de la antigua botica de D. Perfecto Feijoo, boticario y figura ilustre de la villa.
El loro Ravachol, propiedad del boticario, moría el lunes de Carnaval de 1913 y se organizó un cortejo fúnebre por la ciudad hasta ser enterrado en una finca del boticario en las afueras. Desde entonces y en la honra del singular pájaro, Pontevedra celebra cada año el velatorio y entierro del Ravachol. - See more at: http://www.visit-pontevedra.com/esp/8/8/descubre+pontevedra-monumentos+museos+parques+rutas+y+alrededores.html#divDatosRecurso
Sí tiene la fortuna de visitar Pontevedra durante el Carnaval, podrá deleitarse en la plaza de la Peregrina con la contemplación de la antigua botica de D. Perfecto Feijoo, boticario y figura ilustre de la villa.
El loro Ravachol, propiedad del boticario, moría el lunes de Carnaval de 1913 y se organizó un cortejo fúnebre por la ciudad hasta ser enterrado en una finca del boticario en las afueras. Desde entonces y en la honra del singular pájaro, Pontevedra celebra cada año el velatorio y entierro del Ravachol. - See more at: http://www.visit-pontevedra.com/esp/8/8/descubre+pontevedra-monumentos+museos+parques+rutas+y+alrededores.html#divDatosRecurso