Menú

Lisboa 2

Lisboa es una ciudad grande y difícil para caminar, por sus pendientes y cuestas, en algunas zonas, así que te tocarán momentos complicados, pero así es viajar si lo quieres ver todo. A cambio, tiene un magnífico sistema de transportes, con varias opciones.
El segundo día, aprovechando que vivíamos en el barrio de Belém, lo centramos en esa zona.
En primer lugar visitamos el Monasterio de los Jerónimos.



  • 10 a 17,30 (octubre a abril) última entrada 17,00
  • 10 a 18,30 (mayo a septiembre) última entrada 18,00
  • Cerrado todos los lunes, el domingo de Pascua, 1 de enero, 25 de diciembre, 1 de mayo y 13 de junio.
  • La entrada de adulto cuesta 10 euros, puedes comprarla en el mismo monasterio junto a la de la Torre de Belem. Las dos juntas cuestan 12 euros.
  • El primer domingo de cada mes es gratis. Grupos hasta 12 personas.
  • Con la Lisboa Card es gratis.
  • Carnet joven, mayores de 65, minusválidos y familias numerosas (padres + 2 hijos) 50 %

Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura manuelina, el rey Manuel I ordenó que se construyera como conmemoración del regreso de Vasco de Gama de su viaje a La India. Las obras fueron financiadas con dinero procedente de las colonias descubiertas.


Portada de entrada a Los Jerónimos

Se terminó en el siglo XVI, fue residencia de los monjes de la Orden de San Jerónimo, de ahí su nombre, aunque, hoy en día, es patrimonio del Estado.

La puerta de entrada, a pesar de ser suntuosa es una entrada lateral, por dónde accederemos al claustro y a la iglesia.

La figura central es Nuestra Señora de Belem con el niño.



Escena de San Jerónimo en la entrada a la Iglesia


Nuestra Señora de Belem en la Puerta de entrada




En la entrada de la Iglesia escenas, como el Portal de Belem 
La iglesia es espectacular con sus seis columnas y las nervaduras del techo

 

La iglesia es del siglo XVI.

Desde la parte superior del claustro se puede observar el techo y el Cristo
Mausoleo sostenido por elefantes



La iglesia tiene una cola aparte en la misma puerta, y es gratis. Es una iglesia espectacular, con una sola nave y seis gigantescas columnas.

Al entrar en la iglesia podrás ver las tumbas de Luis de Camoens y de Vasco de Gama.


Después entras en la zona de taquillas, ahí puedes comprar también, como paquete, la de la Torre de Belem, te aconsejo que lo hagas ya que, al menos a mí me pasó, cuando llegué a la Torre de Belem, me encontré una larga cola para comprar las entradas, que yo me ahorré por haberlas comprado antes.

El claustro es una maravilla de la arquitectura manuelina. Está plagado de detalles marinos.







Segunda planta del claustro
Bueno, realmente la visita más interesante es el claustro, pero ya que estáis, la iglesia merece un ratito. Si hubiera cola en la iglesia, recordad que desde la segunda planta del claustro se ve entera.

Una vez visto el Monasterio de los Jerónimos nos dirigimos, andando, a la Torre de Belem. Está a unos 15 minutos andando. 



Los horarios de la Torre los tenéis arriba de esta entrada, son los mismos que el Monasterio.



Como ya os comenté, ahí tenéis la cola, esa es para adquirir la entrada, así que como yo ya la había sacado en el Monasterio, pues entré directamente.



La torre se construyó en el siglo XVI, y se hizo como foratleza para defender la entrada al puerto desde el Tajo. Después fue centro de recudación de impuestos y prisión.







También se hizo bajo el reinado de Manuel I, y el arquitecto Francisco de Arruda tuvo experiencias en Marruecos, por lo que se nota la influencia árabe en buena parte de la Torre.




Lo mejor de la Torre es su decoración exterior, hecha en piedra, almenas en forma de escudos y elementos de las colonias. La gárgola del rinoceronte es una prueba de ello, y se dice que pudo servir para influir a Alberto Durero en su obra.

La Virgen de Belem preside, con vistas al rio, la Torre.


Desde la Torre de Belem podéis ver este monumento, es un homenaje a los descubridores portugueses. Se puede subir hasta arriba, pero no lo vi necesario, así que ahí os dejo la foto.


Por la tarde fuimos, por recomendación de un amigo, a visitar el Oceanario 




  • Si quieres ver la exposicion permanente sólo, te cuestas 15 euros, si quieres ver la permanente más la temporal, 18 euros.
    El horario es de 10 a 20 horas, hasta octubre, con última entrada a las 19, 00. Entre Octubre y abril de 10 a 19,00 con última entrada a las 18,00. Yo la tuve que consultar por la página web, porque lo consulté en uno de los kioscos que hay frente al Monasterio de los Jerónimos y me dieron la hora equivocada, como no me fiaba miré la página web y acerté, así que me dió tiempo de ir.








Por lo visto es el segundo acuario más grande de Europa, detrás del de Valencia, pero no deja de ser un Acuario, quiero decir que valoréis si os merece la pena gastaros 18 euros por persona y, practicamente, echar la tarde, ya que, aunque está muy bien comunicado, está lejos del centro.




Podéis ver que, tomando como referencia la Plaza del Comercio, en transporte público, se tarda unos 35 minutos, lo que supone una hora y veinte sólo de autobuses, más las esperas, más un par de horas, más o menos, que estéis allí,

Bueno, pues creo que hemos aprovechado bien el día, así que vuelta al piso a descansar para el día siguiente.