Menú

Páginas vistas en total

Lisboa 2

Lisboa es una ciudad grande y difícil para caminar, por sus pendientes y cuestas, en algunas zonas, así que te tocarán momentos complicados, pero así es viajar si lo quieres ver todo. A cambio, tiene un magnífico sistema de transportes, con varias opciones.
El segundo día, aprovechando que vivíamos en el barrio de Belém, lo centramos en esa zona.
En primer lugar visitamos el Monasterio de los Jerónimos.



  • 10 a 17,30 (octubre a abril) última entrada 17,00
  • 10 a 18,30 (mayo a septiembre) última entrada 18,00
  • Cerrado todos los lunes, el domingo de Pascua, 1 de enero, 25 de diciembre, 1 de mayo y 13 de junio.
  • La entrada de adulto cuesta 10 euros, puedes comprarla en el mismo monasterio junto a la de la Torre de Belem. Las dos juntas cuestan 12 euros.
  • El primer domingo de cada mes es gratis. Grupos hasta 12 personas.
  • Con la Lisboa Card es gratis.
  • Carnet joven, mayores de 65, minusválidos y familias numerosas (padres + 2 hijos) 50 %

Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura manuelina, el rey Manuel I ordenó que se construyera como conmemoración del regreso de Vasco de Gama de su viaje a La India. Las obras fueron financiadas con dinero procedente de las colonias descubiertas.


Portada de entrada a Los Jerónimos

Se terminó en el siglo XVI, fue residencia de los monjes de la Orden de San Jerónimo, de ahí su nombre, aunque, hoy en día, es patrimonio del Estado.

La puerta de entrada, a pesar de ser suntuosa es una entrada lateral, por dónde accederemos al claustro y a la iglesia.

La figura central es Nuestra Señora de Belem con el niño.



Escena de San Jerónimo en la entrada a la Iglesia


Nuestra Señora de Belem en la Puerta de entrada




En la entrada de la Iglesia escenas, como el Portal de Belem 
La iglesia es espectacular con sus seis columnas y las nervaduras del techo

 

La iglesia es del siglo XVI.

Desde la parte superior del claustro se puede observar el techo y el Cristo
Mausoleo sostenido por elefantes



La iglesia tiene una cola aparte en la misma puerta, y es gratis. Es una iglesia espectacular, con una sola nave y seis gigantescas columnas.

Al entrar en la iglesia podrás ver las tumbas de Luis de Camoens y de Vasco de Gama.


Después entras en la zona de taquillas, ahí puedes comprar también, como paquete, la de la Torre de Belem, te aconsejo que lo hagas ya que, al menos a mí me pasó, cuando llegué a la Torre de Belem, me encontré una larga cola para comprar las entradas, que yo me ahorré por haberlas comprado antes.

El claustro es una maravilla de la arquitectura manuelina. Está plagado de detalles marinos.







Segunda planta del claustro
Bueno, realmente la visita más interesante es el claustro, pero ya que estáis, la iglesia merece un ratito. Si hubiera cola en la iglesia, recordad que desde la segunda planta del claustro se ve entera.

Una vez visto el Monasterio de los Jerónimos nos dirigimos, andando, a la Torre de Belem. Está a unos 15 minutos andando. 



Los horarios de la Torre los tenéis arriba de esta entrada, son los mismos que el Monasterio.



Como ya os comenté, ahí tenéis la cola, esa es para adquirir la entrada, así que como yo ya la había sacado en el Monasterio, pues entré directamente.



La torre se construyó en el siglo XVI, y se hizo como foratleza para defender la entrada al puerto desde el Tajo. Después fue centro de recudación de impuestos y prisión.







También se hizo bajo el reinado de Manuel I, y el arquitecto Francisco de Arruda tuvo experiencias en Marruecos, por lo que se nota la influencia árabe en buena parte de la Torre.




Lo mejor de la Torre es su decoración exterior, hecha en piedra, almenas en forma de escudos y elementos de las colonias. La gárgola del rinoceronte es una prueba de ello, y se dice que pudo servir para influir a Alberto Durero en su obra.

La Virgen de Belem preside, con vistas al rio, la Torre.


Desde la Torre de Belem podéis ver este monumento, es un homenaje a los descubridores portugueses. Se puede subir hasta arriba, pero no lo vi necesario, así que ahí os dejo la foto.


Por la tarde fuimos, por recomendación de un amigo, a visitar el Oceanario 




  • Si quieres ver la exposicion permanente sólo, te cuestas 15 euros, si quieres ver la permanente más la temporal, 18 euros.
    El horario es de 10 a 20 horas, hasta octubre, con última entrada a las 19, 00. Entre Octubre y abril de 10 a 19,00 con última entrada a las 18,00. Yo la tuve que consultar por la página web, porque lo consulté en uno de los kioscos que hay frente al Monasterio de los Jerónimos y me dieron la hora equivocada, como no me fiaba miré la página web y acerté, así que me dió tiempo de ir.








Por lo visto es el segundo acuario más grande de Europa, detrás del de Valencia, pero no deja de ser un Acuario, quiero decir que valoréis si os merece la pena gastaros 18 euros por persona y, practicamente, echar la tarde, ya que, aunque está muy bien comunicado, está lejos del centro.




Podéis ver que, tomando como referencia la Plaza del Comercio, en transporte público, se tarda unos 35 minutos, lo que supone una hora y veinte sólo de autobuses, más las esperas, más un par de horas, más o menos, que estéis allí,

Bueno, pues creo que hemos aprovechado bien el día, así que vuelta al piso a descansar para el día siguiente. 

Lisboa I

Bueno, ya estamos en Lisboa, pasamos tres días y tengo que decir que merecieron la pena. 

Luis de Camoes, poeta y escritor portugués.


Estábamos alojados en el barrio de Belem, quizás no sea el más adecuado para gente más joven, ya que no está en la zona de ambiente, pero para mí fue perfecto, 5 minutos andando hasta Los Jerónimos, y autobuses, tranvías y tuk-tuk que te llevan hasta la misma Plaza del Comercio.

Para transporte y entrada a museos puedes ver la Lisboa Card, con ella, además de ahorrar dinero en transportes, también te ahorrarás en las entradas de los museos y monumentos. Yo opté por la tarjeta Viva Viagem, vale 6,15 y tienes 24 horas gratis en autobuses, tranvias, metros y elevadores, incluyendo el de Santa Justa.


El primer día era lunes, así que tuvimos que buscar otra zona de visitas ya que, tanto Los Jerónimos como la Torre de Belem, están cerrados los lunes. 

Así que fuimos a dar una vuelta por el barrio de Alfama y visitar la Catedral de Sé.
Hasta Belem no llega el metro, pero tenéis varias opciones, como bus, tranvía o tuk-tuk.


Catedral de Sé
La catedral es de estilo románico, y también una de las visitas que hay que hacer en Lisboa cuando pasees por el barrio de Alfama.



Interior de la catedral
 Empezó a construirse a mediados del siglo XII, está construida sobre una antigua mezquita.



Su principal tesoro es el ataud con los restos de San Vicente, patrón de la ciudad, al cual, según la leyenda, acompañaron dos cuervos en su traslado, por lo que se añadieron al escudo de la ciudad.



Catedral
Lunes a sábado de 09:00 a 19:00
Domingo de 09:00-20:00
Claustro 10:00 a 18:00 (invierno)
10:00 a 19:00 (verano)
Tesoro 10:00 a 17:00 (cerrado domingos y festivos)

La entrada es gratis


El tranvía es una de las señas de identidad de Lisboa, en la imagen el número 15 que me llevaba desde Belem a Cais do Sodré, esta parada debéis memorizarla, está muy cerca de la Plaza del comercio, centro neurálgico de la ciudad y es donde salen los metros, tranvias y autobuses, una especie de Estación Central.
La siguientes parada es en el Castillo de San Jorge, su mayor atractivo son las vistas. Desde el castillo puedes ver toda Lisboa.

Fue construido por los musulmanes en el siglo XI.


La Plaza del comercio desde el Castillo de San Jorge





Fue Palacio real desde el siglo XIII y en 1580 adquirió una función militar.
  • 09:00 a 18:00 (noviembre-febrero)
  • 09:00 a 21:00 (marzo-octubre)
  • Cerrado 1 de enero, 24 y 25 de diciembre y 1 de mayo
La entrada de adulto cuesta 8,5 euros, gratis para los menores de 10 años.
Con la Lisboa Card 7,5 euros




Las calles de Lisboa tienen esa encantadora decadencia que vemos en la mayoría de las ciudades portuguesas.

Por la tarde/ noche podéis visitar y tomaros algo en un bar algo..... peculiar. Se llama Pensao Amor



El Pensao amor es un lugar encantador, un antigua club de alterne, reconvertido en un bar donde tomarse una copa, una cerveza y escuchar música en directo a partir de las 22.30. Está muy cerca de Cais do Sodré.

Música en directo desde la 22.30

Tiene su propio Sex-Shop
 También tiene una sala de Streptease y de lectura de Tarot. Y si vaís por la parte de detrás veréis estas imágenes.




 En fin, un lugar curioso donde hacer un alto en el camino y tomar una cerveza. Un lugar agradable y acogedor decorado como un club de alterne antiguo, que es lo que fué.

Bueno, el primer día estuvo bien aprovechado, en la siguiente entrada os seguiré mostrando la belleza de Lisboa. 




Ir a segundo día en Lisboa      Tercer día en Lisboa