Menú

Malta II

MDINA

A unos 15 kilómetros de La Valetta se encuentra la ciudad de Mdina, fundada alrededor del año 700 a.c. por los fenicios, es uno de los puntos más elevados de la isla y lejos de la costa, lo que permitía una buena defensa.


Mdina 

Los vehículos, incluidos autobuses, no puede pasar de la puerta de la muralla, así que es una ciudad tranquila.

Entrada a la muralla de Mdina



Desde la puerta podéis acceder a la ciudad andando o coger uno de los carruajes que hay allí.


Para llegar hasta Mdina podéis coger los autobuses 51, 52 ó 53, además del autobús turístico. Cuidado porque me subí a uno que no eran esos, me dijo que iba para allá y me dejó a las afueras como a un kilómetro, además por un arcén no muy seguro.
El nombre de la ciudad, como es obvio, es árabe, ya que formó parte del califato Fatimi, antes del siglo XI.


La ciudad del silencio

Es llamada La ciudad del silencio, por toda la ciudad encontrarás, carteles como éste, los residentes intentan que siga siendo silenciosa, pero con el trasiego que hay de turistas es difícil conseguirlo.


Catedral de Mdina

La catedral de San Pablo, de estilo barroco, es del siglo XVII, como muchos de los edificios de Malta, que fueron construidos a partir del terremoto que destruyó la isla en 1693. Según se cuenta en ella el gobernador Publio se encontró con San Pablo tras naufragar en Malta.

Interior de la catedral




Cúpula






También en Mdina podemos encontrar estatuas católicas en las esquinas, la verdad es que merece la pena pasear por sus calles.


Precioso rincón de Mdina



Un alto en el camino para descansar

Otro edificio digno de visitar es el Palazzo Falzon, nos encontramos con un museo bastante interesante. Fue la residencia de Olof Gollcher, de ascendencia sueca, es un antiguo palacio y la primera planta es del siglo XIII.
Se trata de una abundante colección de antiguedades, pinturas y otros muchos artilugios. 

Entrada al Palazzo





El horario de apertura es de martes a domingo de 10 a 17 y el precio es de 10 euros.


RABAT

Junto a Mdina, de hecho termina una ciudad y empieza otra, lo primero que encuentras es la Catedral de San Pablo, vale, son poco originales poniendo nombres a las catedrales, pero bueno, es que San Pablo era muy importante.


Está construida encima de la gruta, del siglo XVII, y es de estilo barroco. Según la Biblia San Pablo llegó a Malta después de un naufragio y él y sus discípulos se instalaron durante tres meses en la isla.

Lo más visitado y buscado de la ciudad son las catacumbas de San Paul y Santa Agata.








Estas catacumbas son interesantes de visitar, y muestran la época en que Roma prohibió el cristianismo, 

Una vez visitadas las catacumbas, volvimos a la entrada del pueblo y en un bar que hay frente a la iglesia de San Pablo puedes alquilar un taxi, nosotros eramos 6, y por poco dinero nos llevó a 


MARSAXLOKK

 Un pueblecito pesquero donde sirven pescado y marisco, os aconsejo que no lleguéis muy tarde, nosotros llegamos alrededor de las 15, 00 y comimos por los pelos, el bar se llama Victor y tiene cosas como estas. Recomendado.







Las barcas típicas de Malta

Comimos, dimos un paseo en barca y volvimos a La Valetta.


Bien, al día siguiente tocó excursión en barco hasta otro sitio interesante:

GOZO Y COMINO

Llegamos a Gozo en barco y tomamos un autobús que te acerca al centro, a la capital de Gozo, Victoria.






Lo más importante es una ciudad antigua llamada La Ciudadela. Desde sus murallas puedes ver toda la ciudad. Tiene muchos edificios de la Edad Media.
Lo más interesante de visitar es el Palacio Arzobispal y la Catedral de Santa María.






Por supuesto, los típicos balcones malteses.



Entrada a la Ciudadela






Isla de Comino

Comino es una isla donde el fin principal es la playa, preciosa, donde puedes estar dos horas o todo el día, como quieras.




Bueno, pues yo creo que ha sido un repaso a Malta, lo suficientemente interesante para que os déis una vuelta por allí.