Menú

Páginas vistas en total

Alkmaar

Alkmaar obtuvo los derechos de ciudad en 1254, en cuanto entramos, aparte de bicicletas y canales, como en todas las ciudades del país, vimos algo singular que la hace más atractiva.


La parte más antigua de la ciudad está construida sobre un banco de arena, así estaba algo de protección contra el mar.


Edificio Waag

El edificio Waag se usa como mercado del queso, o mejor dicho, se usaba como sitio de pesaje, en el siglo XVI, ya que el mercado se monta junto al edificio en la Waagplein. Desde el primer viernes de abril, hasta el último viernes de septiembre de 10 a 12:30, puedes contemplar el mercado. Aunque no se puede comprar queso en el mismo mercado, si en los establecimientos que lo rodean, es una ceremonia muy colorida ya que, al propio color de los quesos, se unen los trajes regionales de los amables lugareños.

Waagplein

si os gusta el queso, nunca os quedréis sin él


El mercado del queso

Tranquilos, también hay canales en Alkmaar

Junto al café Het BeemsterKaas se encuentra un Kissing Point, que sirve de propaganda para el establecimiento, pones los pies en las huellas y te haces la foto besando a la chica.

No sé quien es la estatua pero me gustaba la foto

Dentro del Waag está la oficina de turismo y un pequeño museo del queso. En la torre hay un carrillón que toca cada hora, si subís la escalera de caracol hasta lo alto tendréis una vista de Alkmaar y ver las figuras de dos caballeros luchando.

Restaurante en el centro de Alkmaar
Las tropas de Felipe II asediaron la ciudad durante la Guerra de los 80 años. Se celebra anualmente, el 8 de octubre, el fin del asedio.
Iglesia de San Lorenzo
La iglesia de San Lorenzo, es del siglo XVI, es protestante y tiene los órganos más antiguos de Holanda.

Planta de la iglesia y órgano principal

Otro de los órganos

La verdad es que la iglesia merece la pena una visita.













He dejado para el final una cosa curiosa que encontraréis en muchas iglesias de los Países Bajos, sí un bar.

Barra del bar

En un país donde el 44% de la población se declara atea, y el otro 56 % se reparten entre católicos, protestantes y musulmanes que, además, va poco a misa, la iglesia ha tenido que vender o alquilar los edificios a empresas de restaurantes, librerías y centros de entretenimiento. Al menos no se pierde dinero manteniendo iglesias que nadie usa.
Bueno, aquí tenemos lo más importante de Alkmaar, el próximo día os mostraré otra de las ciudades que he visitado en los Países Bajos, pero eso ya..... es otra historia..