Menú

Málaga

Bien, ya estamos en el segundo día, después de desayunar nos fuimos hacia el centro, está a diez minutos andando y llegamos, en primer lugar, a la Alcazaba, teníamos las entradas del dia anterior, así que no tuvimos más que entrar, es un sitio recomendable,








Fue construido entre los siglos XI y XV y fue el palacio fortaleza de los gobernantes musulmanes. tiene una comunicacion por un empinado pasillo con el Castillo de Gibralfaro, pero es mejor usar el transporte público o privado. Está prácticamente en el centro, y muy cerca del Museo Picasso, así que podeis visitar la zona entera en poco tiempo.



Estas son las murallas almenadas de la Alcazaba, y debajo teneis una imagen de la muralla junto al Teatro romano, que está pegado a ella.


Al bajar de la Alcazaba, había una fiesta del barrio, organizada por el Bar Pim Pim, uno de los mas famosos de Málaga, en favor de varias ONG´s, en un rincon había un pintor de Grafittis, que hacía esta maravilla.
Antes



Después


Bailes regionales en un hermoso dia de Andalucia





Despues de visitar el Museo Picasso, situado en el Palacio de Buenavista, os sentamos a comer en una terraza que, por momentos lucía soleada y otros como en la foto, pero vamos estuvimos bien. En cuanto al Museo Picasso, comentaros que cuesta 7 euros por persona y que si te gusta Picasso debes ir a verlo, a partir de las 4 del domingo es gratis, pero si puedes gastarte los 7 euros te ahorrarás una cola bastante larga, si vas por la mañana, entras rápido y sin bullas.


Después fuimos a la búsqueda de la torrija, y paseando por las calles de Málaga, vimos cosas curiosas, como que allí es habitual que los restaurantes aprovechen al máximo las terracitas, como se ve arriba, donde en las terrazas caben dos sillas y una mesita a duras penas.

 Bueno, aquí está claro lo que se vende. Espero que dentro del traje no haya una persona real, porque el tiempo no acompaña.



Al fin llegamos a otro establecimiento de La Canasta y dimos cuenta de un par de torrijas.


Al atardecer fuimos a dar una vuelta hacia la zona de playas y vimos el Balneario del Carmen, lugar que está un poco abandonado, pero que tiene un buen restaurante, aunque ese día no era propicio para su gran terraza, los dias bueno debe ser una delicia comer con el mar, literalmente a tus pies.



Habia escrita una leyenda en un muro del antiguo balneario que me gustó, ahí os la dejo por si quereis usarla.



Calle Larios de noche, por donde paseamos despues de cenar.

 Después dejamos en el coche en hotel y volvimos a cenar en el centro, pero las comidas van en otro post, igual que el tercer día, el cual pasamos en Antequera, pero.... eso ya es otra historia.



Primer día en Málaga                             Comer en Málaga