Menú

Páginas vistas en total

Comer en Málaga

Bien, en Málaga, como en España en general, hay muchos sitios donde comer bien y, además, por ser un sitio de mar, el pescado está de categoría. Así que dicho esto, el primer día entramos en un bar de la calle Granada (es una calle donde hay bastantes bares y restaurantes). El bar se llama Taberna El Mentidero, es un bar típico andaluz, con buenas tapas y buena relacion calidad precio.


Como veis, la decoracion es típica, conservando la esencia andaluza.






Comimos una ración de concha fina, muy ricas.





Aquí están los típicos espetos de sardinitas malagueñas, aunque, la verdad, estaban un poco secas.



En fin, después, lo normal, pescado frito, vino blanco, ensalada, etc..., así que todo bien menos una cosa que creo que deben modificar. Había, de fondo, música flamenca, guitarra, vaya lo que viene siendo música de de la nuestra y el ambiente, la decoración, etc., pues era lo que pegaba, sólo que está demasiado alta y te obliga a gritar para hablar con el que está contigo, así que si bajaran el volumen al nivel conversación, todo el mundo se lo agradecería.

Por la noche cenamos en uno de los establecimientos que ya he mencionado de La Canasta, que además de torrijas y cafetería, pues ponen tapitas, bastante buenas y con buen precio, estaba junto al hotel y nos vino bien, ya que la primera noche estábamos un poco cansados y no nos apetecía andar otra vez hacia el centro.

Al día siguiente comimos en un bar que había junto al museo Picasso, tiene una terraza con una calle peatonal en medio, donde se está bastante agradable cuando sale el sol, sobre todo ahora. 

Tienen un plato con tapas variadas o el típico pescado frito, entre una carta variada.



Pero dentro de mi inexperiencia como hostelero, tengo la gran experiencia como consumidor, le pasaba a este bar como a tantos otros, que por no querer contratar a otra persona, muchas se van sin consumir o no vuelven. Había una chica joven que iba a la carrera desde el bar a la terraza y de la terraza al bar, y una persona sola no puede llevar en condiciones una terraza con varias mesas.

Por la noche nos empeñamos en cenar en El PimPi, como ya he comentado uno de los bares emblemáticos de Málaga, es un bar grande, con varios salones y varios locales en la misma plaza, junto al teatro romano. Por la mañana fue imposible así que por la noche volvimos a intentarlo, el sistema es sentarse cuando se ve un asiento vacío, nada de reservas, al menos en la parte que estuvimos. La verdad es que se come bien, con buena relacion calidad precio y rapidez en el servicio, a pesar de la cantidad de gente que había acumulada. Esa noche optamos por carne y el solomillo estaba delicioso.









Bueno, pues estos fueron nuestras comidas en Málaga durante dos días, aparte, claro está, de las torrijas ya mencionadas. He mencionado estos bares como referencia, pero estoy seguro que habrá muchos más en Málaga donde disfrutareis de una buen comida. Mañana os contaré el día que pasamos en Antequera, a la vuelta hacia Sevilla. Pero eso ya.....es otra historia.




Primer día en Málaga                       Segundo día en Málaga