Menú

Páginas vistas en total

Visitar Cinque Terre en dos días Monterosso - Vernazza - Corniglia

Visitar Cinque Terre  en dos días


Primer día:

Bien, ya llegamos a una parte esperada del viaje, Cinque Terre, cinco pueblos de la costa, en la provincia de la Spezia, bañadas por el Mar de Liguria. Los cinco pueblos son Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Rio Maggiore. En este post os mostraré los tres primeros. Bueno, en primer lugar son pueblos de dificil acceso por coche, así que os recomiendo que os alojeis en la Spezia, que tomeis el tren que va desde la Spezia a Monterosso que os llevará en 10 minutos. Una vez llegueis, teneis que ir a la oficina de Turismo de CInque Terre y comprar los billetes del tren. Podeis hacerlo con un bono por dos dias (con dos dias veis bien los cinco pueblos). Teneis que prestar especial atencion en validar el billete cada vez os subais al tren porque casi siempre sube un revisor y os multará, si no esta validado. A nosotros nos costó 50 euros la broma.
Siguiendo con lo nuestro, estamos en Monterosso, la mas occidental y la mas poblada de las Cinco Tierras, tambien tiene las playas mas extensas.
 Fisicamente, los cinco pueblos se parecen mucho, calles marineras, fachadas castigadas por el viento y el salitre, pero cada uno tiene su encanto y su peculiaridad.
Mapa de los senderos entres la cinque terres



 



Vista de Monterosso desde un sendero.


Entrada al pueblo por mar, si quereis ver los pueblos desde el mar, tambien podeis ir en ferry, aunque depende de como se encuentre el mar, algunas veces no sale el barco.
 
Vista de Vernazza desde el sendero que va desde Vernazza a Corniglia, era el unico sendero que habia abierto, es corto pero algo duro si no estas acostumbrado a andar por senderos.

Llegamos a Vernazza y comimos en un restaurante muy simpatico llamado il Pirata delle 5 terre, donde unos hermanos gemelos, Massimo y Gianluca, uno atendiendo y otro en la cocina, nos atendieron con simpatia y buena comida. 


 Fuimos por el sendero hasta Corniglia y dando un paseo por sus calles encontramos una tienda muy simpatica, donde un señor muy amable vendia replicas exactas de guitarras miticas, que el mismo fabricaba, y te vendia tambien, si lo querias, el poster donde se veia al guitarrista tocandola. Yo, beatlemaniaco desde siempre, no me pude resistir y le compre la guitarra en forma de violin que toca Paul Mcartney.




Bueno, despues de Corniglia, cogimos el tren hacia la Spezia, donde estaba nuestro piso alquilado y cenamos en casa probando una nueva marca de Chianti, que de todo hay que hacer en los viajes y si vas a la Toscana y no pruebas el Chianti, es un pecado.


2º día
que ver en Cinque Terre en dos días : Manarola y Riomaggiore