Menú

Osuna

Este fin de semana me fui de visita cercana, concretamente a Osuna, un municipio de la provincia de Sevilla, con una larga e interesante historia. Este pueblo tiene importancia para mí, primero porque allí nació mi mujer y, segundo, porque un personaje importante del pueblo fué mi "tio " Antonio, una de las mejores personas que he conocido y que por desgracia ya no está con nosotros, así que esta entrada es para ellos.
Osuna es una ciudad con unos 17.000 habitantes y mucha historia.
Palacio de Govantes y Herdara Siglo XVIII. Antiguos juzgados
La historia de Osuna comienza hace tres mil años con los turdetanos pero conoce su apogeo en la mitad del siglo XVI con el IV conde de Ureña, Juan Téllez de Girón. Durante treinta años hizo de Osuna el mayor y más brillante conjunto monumental del renacimiento sevillano. Construyó trece iglesias y conventos, un hospital, la Universidad, la Colegiata y el sepulcro de los duques. Se convirtió, sin duda, en el mas importante mecenas de la época.


Casa de los hermanos Arjona. Museo de Osuna


Pasear por Osuna es recorrer la historia, sus puertas, arcos y callejones nos trasladan siglos atrás.

Vista de Osuna



La Colegiata de Osuna
Uno de los edificios más importantes y más visitados es La Colegiata.


Patio del Panteón en la Colegiata

La colegiata se funda en 1535 cuando el IV Conde de Ureña, Juan Téllez Giron, que consigue una bula papal para lo que era ya una parroquia fuera también Colegiata. Se construyó sobre el solar que dejó la iglesia del Castillo, destruida por un incendio. La torre, inacabada, es de 1914.

Portada renacentista




Se accede a la visita de la Colegiata a través del patio del panteón de los Duques de Osuna, de mitad del siglo XVI.

Patio del Panteón de los Duques de Osuna


Las pilastras jónicas, inspiradas en el plateresco, y las pinturas que se adivinan hacen de este patio un lugar fascinante.

Se adivinan pinturas alrededor del patio que el paso del tiempo ha deteriorado
Techo policromado en verde y oro de la sacristía del Panteón

Virgen de la Granada


La capilla del Panteón es uno de los monumentos más bonitos del Renacimiento andaluz. La verdad es que te quedas extasiado ante la belleza del monumento.

Capilla del Panteón
Retablo del entierro de Cristo
Terracota de San Jerónimo penitente en la Capilla del Panteón
Entrada a los sepulcros

Capilla de la Inmaculada

En la antigua Sacristía están recogidas cuatro obras de Jose Ribera "El Españoleto" pintó por expreso encargo del Duque de Osuna.

El martirio de San Bartolomé y San Pedro penitente

San Jerónimo y el ángel del Juicio y San Sebastián

Cruz procesional en plata con gemas y oro

La cruz recoge detalles de la vida de Jesús.

Detalle de la cruz con una de las tres caídas.

Otro detalle con el nacimiento del Niño Jesús
Pulpito de la Iglesia de Santa María en la Colegiata

El púlpito es una obra de arte en mármol donde están tallados todos los apóstoles.
Altar mayor barroco

Cúpula del Altar mayor.
La planta es una belleza
Retablo del siglo XVI
Detalle del Altar Mayor

Bueno, quería poner más cosas de Osuna, pero voy a dejarlo para otra entrada, porque ya sabéis que no me gustan las entradas demasiado largas, así que en otra entrada seguiré mostrando las maravillas de Osuna, que son muchas. 






Pueblos


Pueblos de Sevilla








Delft

Un paseo por Delft

Delft fue reconstruida en 1526 tras un incendio que la destruyó, aunque había despegado economicamente antes, cuando en 1389 construyeron un canal que le dotó de una salida al mar. 


Estatua de Hugo de Grotius, gran jurista de la ciudad, en Plaza Markt

Durante el siglo de Oro se construyeron las residencias de los comerciantes más ricos y las Compañías de Indias abrieron una sede en la ciudad, lo que supuso un gran impulso en todos los sentidos.

Ayuntamiento, de 1620, en la plaza Markt

En 1842 se construyó la Universidad. Frente al ayuntamiento está la iglesia protestante, Nieuwe Kerk, que también hace la función de Capilla funeraria de la Casa Real. Es una gran basilica gótica, acompañada de una notable torre de 108 metros, con un carrillón de 48 campanas.
Se puede visitar, previo pago, de abril a octubre, de lunes a sábado de 9 a 18, de noviembre a marzo de lunes a viernes de 11 a 16 y los sábados de 10 a 17.

Canales, por supuesto.
El canal Osteinde corre cerca de la iglesia, es muy pintoresca, con orillas llenas de arboles. 

Delft, como una gran parte de los pueblos y ciudades de los Países Bajos, son muy parecidas, canales, árboles, queso, así que no es necesario visitar cada iglesia ni cada museo, pero pasear por sus calles te ofrece también cosas interesantes de ver.
No puede faltar la fábrica de quesos
También hay varios museos, básicamente basados en temas locales. Un mercado de cereales y un museo dedicado a la cerámica, actualmente cerrado, son también interesantes. La cerámica azul de Delft es muy conocida y cotizada.

Una muestra de la cerámica azul de Delft.


También una fábrica de cerveza, donde se puede beber y comer, aunque la cerveza es la de ellos, lógicamente.
Es la primera vez que veo en directo uno de estos dibujos y la verdad es que impresiona