Menú

Collonges La Rouge y Domme

Como su nombre indica, Collonges la Rouge es un pueblecito medieval construido con un material arenisco llamado rodeno, de color rojizo, que le da un aspecto característico.


Algunos recordaréis, antes del whatsapp, nos mandaban cientos de Powerpoints, con multitud de cosas, en una ocasión me mandaron uno de los más bellos pueblos de Francia. Ahí vi Collonges la Rouge y siempre pensé que la visitaría algún día y estando tan cerca no podía resistir la tentación.

El rojo es el signo de identidad
Collonges es un pueblo con alrededor de 500 habitantes, que tiene, como todos los pueblos de alrededor una buena estructura de restaurantes y tiendas de souvenir, preparado para la afluencia de visitantes.


¿Quién no se toma algo con esta estampa?

La visita no nos decepcionó, era un pueblo encantandor, precioso, cada rincón invitaba a pararse para contemplarlo y, como no, fotografiarlo.

Otro rincón medieval

Se encuentra en la región de Lemosin, a unos 100 kilómetro de Limoges al Norte y a 200 de Toulouse al sur.

Como en casi todos los pueblos, las tiendas y los tenderos, encantadores.



 Bueno, una vez visto este pueblecito, paso a mostraros imágenes de otro que está a unos 70 kilómetros de este, el pueblo se llama Domme.
Entrada a Domme

Puerta de entrada a Domme, con sus dos grandes torreones
La villa de Domme, está entre las más bellas de Francia. Se encuentra en una colina desde donde se divisa el rio Dordoña.


Se encuentra en el grupo llamado en francés Bastides, osea fortificadas y construidas alrededor de una plaza. La villa conserva sus murallas y tres puertas.


Hay que dejar el coche en un parking exterior y entramos a través de una de las puertas.
La calle está impoluta, los edificios, antiguos, con tejado a dos aguas y, por supuesto, chimenea.


En la Plaza Central se encuentra la oficina de turismo, acorde con el entorno. También tiene un mirador sobre el río,



Como era de suponer también cuenta con varios restaurantes y tiendas, donde el protagonismo es el foie gras, de pato claro.

Interior de la iglesia con una simpática escena animal


El paso de los cátaros también se ve en Domme
Vista del Dordoña desde el Mirador
Oficina de Turismo

En fin son dos pueblos preciosos que podéis ver en una mañana, saliendo tempranito, claro. Como estos pueblos hay muchos en la zona, sólo se trata de escoger los que tengáis ya una referencia, o alguien que los haya visto, escojáis el que escojáis, no os arrepentiréis.
Bueno, ya estamos en los últimos días de la ruta, mañana será Sarlat, pero eso es ya otra historia......