Menú

Páginas vistas en total

Cahors

Cahors es una ciudad de la región de Midi Pyrenees del Sur de Fancia. Es la capital del Departamento del Lot. Este río es muy importante para la historia y la vida de la ciudad, ya que una de sus más famosas visitas es al Puente Valentré símbolo de la ciudad y Patrimonio de la Humanidad. Tiene poco más de 20.000 habitantes.

Plaza Gambetta
La plaza Gambetta es la principal vía de la ciudad, allí está situada la oficina de información, si podéis dejar el coche cerca, ya podréis visitar la ciudad a pie sin problemas.
En el centro está la estatua de Leon Gambetta, un político republicano del sigo XIX que nació en Cahors y desempeñó un papel importante en los inicios de la Tercera República Francesa.

Catedral de Saint Etienne

La catedral de Saint Etienne es un edificio románico construido entre los siglos XI y XII. Está inscrito en los caminos de Santiago de Francia y está declarado como Patrimonio de la Humanidad.

Claustro gótico del siglo XV


Coro de la Catedral


Las vidriera son, cuanto menos, pintorescas.

Claustro y las dos cúpulas

La siguiente visita fue al famoso puente Valentré 


Paseo por el puente
Puente de Valentré

 Es un antiguo puente de piedra medieval de Francia, que cruz el rio Lot. Tiene tres torres fortificadas y seis arcos, es Patrimonio de la Humanidad e inscrito en los Caminos de Santiago en Francia.
Se construyó durante las guerras Franco´inglesas y es un ejemplo raro de arquitectura militar. Tenía la función de fortaleza, para defender a la ciudad contra los ataques que vinieran del Sur, aunque no fue atacada nunca por los ingleses.
 El que su construcción se eternizara, duró mas de 50 años, provocó el nacimiento de la leyenda que los habitantes cuentan a los turistas. Desesperado por la lentitud de las obras, el maestro de obras firmó un pacto con el Diablo. Éste pondría todo su conociemiento al servicio de la construcción y él maestro le entregaría su alma a cambio. La construcción se produce rápidamente, pero el maestro de obras no está dispuesto a acabar en el infierno, así que le pide al Diablo que vaya con un cedazo a por agua a la fuente de los Cartujos, para calmar la sed de sus obreros. Lógicamente Satán es incapaz de regresar con agua en el cedazo y pierde sus apuesta. Dispuesto a vengarse, el Diablo volvía cada noche para quitar la última piedra de la Torre Central, llamada Torre del Diablo, y cada día los albañiles tiene que volver a colocarla. En 1879, el arquitecto Paul Gout, hizo una restauracion del puente y colocó una piedra esculpida con la efigie del Diablo en el hueco, así que el demonio quedó apresado en el cemento y la piedra definitivamente puesta en sus sitio.
Buscando la foto perfecta

Leyendas aparte el puente merece una visita y unas cuantas fotos.

Las tres torres

 Cahors también tiene fama por sus vinos y, como no por sus trufas y su foie gras de...., sí, sí, de pato.

Después, cuando vayáis a iros de Cahors, deberíais hacer una subida en coche al Monte Saint Cirq y contemplar el meandro del rio Lot, con el Puente Valentré al fondo.

El meandro desde el Monte Saint Cirq.

Desde arriba podeis ver toda la ciudad, la cúpula de la catedral y el Puente Valentré en su extremo más alejado.


Bueno, otro pasito más en nuestra ruta por Francia, espero os haya gustado. Al día siguiente fuimos a Beynac et Cazenac, pero eso ya es otra historia.....