Menú

Páginas vistas en total

Edimburgo


En este viaje, en el que recorrimos una parte importante de Escocia, disfruté mucho, porque Escocia, en general, es un pais lleno de contrastes, con pueblos y paisajes donde parece que no ha pasado el tiempo, con aldeas donde no hay mas que ocho o diez casas desperdigadas, con gente amable y dispuesta a ayudarte en lo que pueda, a pesar de no manejar el ingles con soltura, en fin fue uno de los mejores viajes que he realizado. En este viaje quiero tambien hacer mencion a mi esposa, Mariangeles, inigualable compañera de viaje, mis mejores amigos y con quien hago y espero hacer en el futuro, la mayoría de los viajes, Diego, de quien aprovecho bastantes fotografías, aunque me meta con él por su afán de perfección y nuestra agencia de viajes particular, su esposa Inma, que se encarga de todo lo que supone buscar vuelos, alojamientos, generalmente pisos o casas y que, hasta ahora siempre nos ha conseguido sitios estupendos, pero en Escocia se superó, y todos sabemos que es una parte esencial de los viajes y un trabajo duro.


Castillo de Edimburgo
Pasando ya a lo que es el viaje, la ciudad de Edimburgo es, con unos 500.000 habitantes, la segunda ciudad de Escocia, tras Glasgow, aunque eso no le impide ser su capital. Edimburgo tiene como medio de transporte mas importante el autobús, con un billete de un viaje que cuesta unas 1,50 libras, aunque hay billetes para el día entero a unos 3.50 libras. Es una ciudad bonita, con estrechos callejones llenos de fantasmas e historias para no dormir. Su fama se basa en tres pilares fundamentales, su castillo, que se alza orgulloso, sobre las colinas de Castle Hill. El castillo, si eres de los que les gusta la minuciosidad, necesitaría varias horas para ser visitado, pero te nombraré las partes más importantes, por si no tienes tanto tiempo.





Cañón de la una en punto, Todos los dias, menos los domingos, ocurre una acontecimiento en el castillo, para observar una tradicion que se lleva a cabo desde 1861. A la una en punto, con impresionante puntualidad británica, el General de Artilleria acude a disparar un moderno cañon, que hoy en dia funciona como reclamo turistico, pero que en sus comienzos, servia para que, los marineros y la gente del pueblo sincronizaran sus relojes.

T
En el Castillo tambien podeis visitar la capilla de Santa Margarita, las joyas de la corona, o bajar al sotano y ver una representacion de como "vivían" los prisioneros en las mazmorras.



Otro puntal importante es la llamada Royal Mile, que va desde el Castillo hasta el Palacio de Holyroodhouse, Como curiosidad, su longitud, 1.814,2 metros, da origen a una medida un tanto desconocida, la milla escocesa. Tambien es importante la Catedral de Edimburgo, aunque realmente no posea ese titulo, ya que carece de obispo.
Una vez en el interior, resultan curiosos los diferentes colores y texturas de los techos, que dejan constancia de que la iglesia está hecha de "retales" que le aportan un aspecto tan encantador.
Uno de los detalles que suele llamar la atención en el interior de la catedral, son las preciosas vidrieras, del siglo XIX que proyectan una acogedora luz sobre el templo.




 En el principio de la Royal Mile se aprecia un rotulo notificando la existencia de un Tour magico y de brujeria. Edimburgo es un lugar con historias para no dormir, como deciamos al principio. Finalmente os hablaré de los close, Se trata de estrechas callejuelas cargadas de historias.De los 300 "close" originales hoy en día sólo se conservan 60, entre los que destaca el de Mary King, un lugar capaz de provocar escalofríos a sus visitantes, Esto callejones estrechos, al parecer, se cerraban en tiempos de la Peste, para que las clases bajas no pudieran salir a la parte alta de la ciudad y contagiaran a las clases pudientes.



 Calton Hill



Este día lo dedicamos a una zona concreta de Edimburgo, llamada Calton Hill, en primer lugar podéis ver el Monumento Nacional de Escocia, levantado como homenaje a los caídos en las guerras Napoleónicas, pero nunca se terminó por falta de fondos. Aunque en un principio los ciudadanos de Edimburgo le pusieron el nombre de "la vergüenza de Escocia" , la verdad es que, en la actualidad, es un monumento muy apreciado.
 Junto al primero se encuentra el monumento a Nelson, erigida en honor al Vicealmirante Nelson, tras su victoria y muerte en Trafalgar. En su parte superior se instaló en 1853 una bola de tiempo, para avisar a los marineros de que era la una del mediodia, similar al cañon de la una en punto que veiamos ayer.
Vista de la ciudad desde Calton Hill



Imponente edificio The Scotsman. Fue sede del periodico mas antiguo del mundo y hoy alberga un hotel de lujo.

En fin, he retomado este apasionante viaje, que hice en 2010, con mis buenos compañeros de viaje de siempre, para mostraroslo y que os animeis a realizarlo en coche, nosotros alquilamos uno en Edimburgo y lo soltamos en el norte, después de recorrer todo el este de Escocia. Proxima parada Fort William, pero eso es otra historia.......